El circuito de las chocolaterías en Bariloche

No por nada Bariloche es la Capital Nacional del Chocolate. El lago Nahuel Huapi es su postal más conocida, pero si se trata de productos artesanales, el chocolate es el más emblemático de ellos y hace de Bariloche uno de los destinos preferidos en Argentina. Correntoso Rent a Car te cuenta sobre las chocolaterías que tenés que visitar.

Rapanui

La herencia familiar llega desde la región piamontesa italiana, donde Aldo Fenoglio ya conocía las recetas secretas del chocolate artesanal. El maestro chocolatero llegó a Bariloche en 1948, cuando puso en marcha su propio emprendimiento. Diego Fenoglio, su hijo, hizo honor al valioso legado y continuó con la tradición para dar origen a Rapanui en 1996.

Abuela Goye

Reconocemos en este apellido otra familia pionera de Bariloche que se estableció en lo que luego se llamaría Colonia Suiza. En 1981 Luis Brogger creó la marca, bautizada en memoria de una de las mujeres más representativas de la colonia. En su local temático también se pueden comprar postres, tortas, mermeladas, alfajores, licores y helados.

Tante Frida

Como el nombre anterior, parte de las tradiciones de la familia Goye y del mismo creador. Tante Frida es un clásico para comprar chocolates, pero además sobresale en repostería y heladería. Al parecer, aquella tía Frida también existió y sus recetas son parte del patrimonio de la confitería que abrió sus puertas en 1995.

Mamuschka

La historia de la chocolatería de las muñequitas rusas que pone el color a la calle Mitre se inicia en 1989 con Juan Carlos Carzalo. Sus creaciones son tan exquisitas que ya han sumado varios premios internacionales. El timbal es el clásico chocolate laminado con dulce de leche, un conquistador para amantes del chocolate.

Del Turista

De tradiciones suizo-italianas, la conocida chocolatería fue inaugurada en 1969 por Benito Secco. Es otro de los emprendimientos ligados a la identidad de una ciudad que comenzaba a registrarse como un centro turístico. Su confitería es muy cálida para tomar un café o té con torta. Una curiosidad: el chocolate en rama es creación de don Benito.

Benroth

De los chocolates más exquisitos de Bariloche, su fundador fue Bernardo Benroth hace más de 50 años. Es una chocolatería de culto, por ello solo se conoce por el boca a boca. No te pierdas los bombones con naranja y aguaribay, los bombones de guindas maceradas y los chocolates especiados y picantes.

Frantom

Tiene un local sobre Mitre pero es más curioso llegarse hasta la fábrica, bajando por el Centro Cívico. Es abierta al público con visita guiada y elaboración a la vista. Es interesante para conocer alguna preparación de bombones o tentarse con alguna delicia como la pasión patagónica de frutos rojos y baño de chocolate blanco.

VanWynsberghe

Esta chocolatería de difícil nombre viene de la mano de una familia belga. La excelente materia prima se conjuga con la herencia y el espíritu de la Patagonia. De los emprendimientos más nuevos en Bariloche, la marca realza los valores de las técnicas innovadoras, las presentaciones y los exquisitos rellenos.

Si estás de vacaciones en Bariloche, el circuito chocolatero es un paso obligado y tentador. Correntoso Rent a Car te invita a tentarte con Bariloche.

Direcciones para agendar:

Rapanui: Mitre 202

Abuela Goye: Mitre 258

Tante Frida: Mitre 660

Mamuschka: Mitre 298

Del Turista: Mitre 239 y Av. San Martín 252

Benroth: Beschtedt 569

Frantom: Mitre 201 y Av. Costanera y Panozzi

VanWynsberghe: Av. Bustillo 15500